Carrer Diputació, 128, Entresuelo 1ª, 08015, Barcelona - España  |  info@con-cienciaemocional.com  | +34 622 20 75 94

Artículos - videos

El poder invisible de las Creencias


Por nuestras creencias, luchamos, nos distanciamos, aguantamos, nos sometemos, perdonamos... Por esto vale la pena aprender a reconocerlas.


Pocas veces llegamos a ser conscientes de la fuerza y el poder que pueden tener nuestras creencias a la hora de relacionarnos y de tomar decisiones. Por ejemplo, cuando nos ocurre algo que calificamos como “bueno” para nosotros, muchas veces le damos el mérito a la suerte, la casualidad, a alguien que intervino en nuestro favor, a que andábamos con nuestro amuleto de la buena suerte, y a un sin fin más de cosas o elementos externos a nosotros, pero en muy pocas ocasiones pensamos que lo que nos ha ocurrido es “mérito nuestro”, del poder que tenemos cuando nos movemos con coherencia en aquello que nos motiva y creemos que es posible.


De la misma forma que podemos lograr cosas o conseguir aquello que tanto queríamos cuando tenemos claros nuestros objetivos y actuamos en coherencia, el poder de nuestras creencias limitantes pueden alejarnos de nuestros sueños, distanciarnos de personas a las que queremos y hacernos la vida difícil, complicada y dolorosa.


Las creencias se manifiestan en nuestros pensamientos, nuestras acciones y comportamientos sin que lleguemos siquiera a darnos cuenta de ello muchas veces. Por ejemplo: estoy postulando a un trabajo que me hace mucha ilusión y debo esperar la respuesta final; durante los días de espera aparecen pensamientos y sentimientos como “ojalá me seleccionen a mi…pero claro, es difícil porque no tengo tal o cual requisito que pedían”, “no creo que me elijan a mí pues habían otros candidatos mejores”, etc. Finalmente llega el día de la respuesta y me dicen que no he sido seleccionada y el pensamiento que aparecerá instantáneamente será: “ya lo sabía yo”, “estaba claro, pues me faltaba…”. El problema es que no llegamos a ser conscientes que las cosas no nos resultan porque desde el inicio nos hemos saboteado a nosotros mismos cuando dudamos, tenemos pensamientos limitantes, y nos repetimos reiteradas veces que no va a resultar. El mayor problema de cuando operamos con creencias limitantes y desvalorizadoras es que nos privamos de la oportunidad de volver a observar la situación, para ver qué podemos aprender de ella y qué nos ha aportado el haber pasado por esta, pues no hay fracasos, sólo hay oportunidades y aprendizajes, pero eso no nos lo enseñaron cuando de niños en la escuela nos equivocábamos.


Es extraordinario el poder que tienen nuestras creencias en nosotros y en todo lo que hacemos y como vivimos nuestras experiencias. Basta con recordar aquellas frases que tantas veces escuchamos en nuestra infancia o cómo era la relación de nuestros padres, el comportamiento de nuestra familia, etc. y veremos cómo vamos repitiendo patrones, porque operamos con la creencia inconsciente de que 'así son las relaciones' o 'deberían ser'. Por ejemplo: si desde pequeña me decían que si quiero conseguir algo deberé esforzarme mucho, en mi vida todo lo que logre y consiga será en base a muchos esfuerzos. Si me repitieron que tenía mal carácter y nadie me aguantaría, me encontraré siempre parejas con quienes tendré relaciones conflictivas, parejas que 'no se comprometan', que me dirán que tengo muy mal carácter, y al final pensaré “ya me decía mi madre/padre…”. Y de igual forma si crecí en un hogar donde mamá y papá no se expresaban afecto y cariño, las relaciones con mis parejas muy probablemente serán poco afectuosas.


Todos estos casos son ejemplos sencillos de cómo opera nuestro sistema de creencias, pues todo lo que hemos escuchado desde pequeños y todo lo que hemos observado (comportamientos) en casa y en la familia, pasan a constituir la forma de ser y hacer lógica y normal para nosotros. Y todo aquello que no se ajuste a nuestro sistema de creencias nos parecerá que está mal o equivocado, y nos relacionaremos con las demás personas con dificultad, haciéndonos la vida triste y complicada.


Por esto es muy importante aprender a identificar qué creencias son las que nos operan detrás de todas las situaciones que vivimos con conflicto, dolor y sufrimiento, pues lo que es absolutamente claro es que detrás de toda relación conflictiva hay unas creencias inconscientes operando y que son las que llamamos creencias limitantes.


La buena noticia, es que las creencias al ser “acuerdos emocionales” a los que les hemos dado valor de forma inconsciente, las podemos cambiar por nuevos acuerdos conscientemente. Esto es lo que trabajamos con la Terapia Emocional y el Coaching Emocional. Si quieres aprender un poco más sobre todo esto, te invito a asistir a las Conferencias que realizamos en Barcelona periódicamente o a ver los videos de Conferencias anteriores publicados en el Canal YouTube CON-CIENCIA EMOCIONAL.


#concienciaemocional #creenciaslimitantes #tomarconciencia #crecimientopersonal #calidaddevida #relacionespersonales #emociones #bienestaremocional #saludemocional